Tarápias para los mayores: perros, cabras y gallinas

26.04.2018

¿Qué beneficios aporta a los residentes?

Algunas de las personas mayores que viven en residencias sufren algunos problemas sociales y de salud, les cuesta comunicarse con otras personas, y acaban teniendo una sensación de soledad o aislamiento. Diversos estudios de los últimos 30 años han demostrado las mascotas pueden mejorar la calidad de vida en las residencias de personas mayores incluyen:

Afecto

Animales comunes como perros o gatos demuestran su afecto de todo corazón, sin importar la edad, el físico, la salud mental o la personalidad de la persona.

Contacto

El contacto cariñoso es algo que mucha gente mayor puede echar en falta. Las mascotas son seres cálidos y cariñosos que se pueden acariciar, tocar o abrazar, lo que parece ayudar a reducir el estrés y ayuda a la salud en general. Nuestras terapias siempre incorporan una fase de cuidado al animal, donde el abuelo le hace alguna tarea de cuidado hacia al animal como dar de comer o cepillarlo, de manera que el animal se relaja consiguiendo también el relax de la persona.

Reminiscencia

Ver a un perro o a un gato nos traerá recuerdos de situaciones con mascotas del pasado. Recordar los viejos tiempos es positivo para los personas mayores.

Juegos

La gente mayor tiene pocas oportunidades de jugar, pero nosotros montamos juegos tan tradicionales como la petanca o el dominó, usando los animales como contrincante en algunas ocasiones, o como ayudante en otras.

Risas

Los mayores también tienen menos oportunidades para reírse. Un perro siempre hará algo extraño o divertido y provocará la risa en aquellos que hacía tiempo que no esgrimían una sonrisa. En nuestro caso, también usamos otros animales como pueden ser una cabra, una gallina o una cobaya. Todos ellos, animales entrenados y educados desde que nacieron por ATAGI, especialistas en la educación de estos animales y en la realización de terapias con personas mayores y niños discapacitados.

Terapias

En muchos países de todo el mundo, España incluido, las terapias para gente mayor incluyen mascotas. Algunas residencias cuentan con su propia mascota, que suelen ser gatos o peces en un acuario, ya que los perros necesitan muchos más cuidados y atenciones. Algunos estudios científicos han confirmado los diversos beneficios de las terapias con mascotas, como:

  • Menor depresión
  • Menor uso de medicinas
  • Menor soledad
  • Menor estrés
  • Mejor salud física, como una presión arterial más baja
  • Más apetito

Gracias a tal variedad de beneficios, esta terapia se ha aceptado de manera inmediata. En Tesar Residencial hacemos estas terapias de manera periódica, cada 15 días. En cambio hemos adoptado el cuidado diario de 6 gallinas que nuestros mayores cuidan diariamente con cariño, recogen los huevos, y les dan de comer.

En varios países existen programas certificados para los perros y los gatos de los voluntarios, de modo que se está convirtiendo en un método cada vez más aceptado de ayudar a mejorar las vidas de nuestros mayores.